¿Sabías que la energía lo contiene todo?. Por eso no muere sino se transforma. De su intensidad y nuestra disposición está la oportunidad de percibir hasta la vibración más sutil del universo.